dimarts, 4 d’agost de 2009

La llamaré accidentada

Me parece que la llamaré "La accidentada".
Hoy, al ir a remodelarla y, para mi sorpresa, la pasta al cocer se encogió de modo que la parte derecha de la ventana no cuadraba con el centro. He partido el trozo a partir de dónde se deformaba, pero, para mi tortura, ¡las flores se pierden!. Me he puesto a fabricar unas nuevas, pero nada que no tengo gracia. Cuando ya estaba desesperada, me he acordado de una placa para hacer rosas que compré el otro día en Oller. Jeje, eso ya es otra cosa, hasta me queda guay. He aprovechado para hacer unos cuantos moldes.
Peeeeeeerrrrrrrrrrrrrroooooooooo, al cocerlo me he despistado y ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ se me han quemado!!!!!!!!!!!!
Bueno, ¡quemadas y todo me servirán! total para hacer moldes de silicona, no creo que importe mucho.
Claro que…..¡he tenido que ir quitando todas las flores del resto de la ventana y de la otra ventana, una por una, con muchísimo cuidado, y limando bien para que no quedaran rebabas. Mañana las coceré y haré los moldes. ¡a ver qué pasa!
Ventana realizada por HelenaLa ventana realizada por Helena. Al lado, la retocada por mi.
la misma ventana modificada por mi
ventana grande dónde observamos la parte quemada
Y aquí tenemos la ventana grande, con la parte quemada.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada